Syndiquer tout le site

Article

Arsenio Rodríguez

El innovador del son y Padre de la Salsa

Publié le 1er avril 2006, par : Pablo Delvalle

Ignacio Arsenio Travieso Scull
El Innovador del Son y Padre de la Salsa

Este hombre de color negro, regordete, bajito y de aspecto bonachón fue el encargado de darle un giro al Son. Fueron sus innovaciones las que permitieron a muchos músicos y agrupaciones asumir el Son Oriental bajo la perspectiva de una nueva forma instrumental y un tipo de letras más elaborados.
Empezaremos por sus inicios y remataremos con su producción musical, las agrupaciones que siguieron su linea musical y la asimilación que tuvieron los músicos latinos radicados en Nueva York para con sus grabaciones dar popularidad a lo que en la década de los 70 del siglo pasado se conoció con el nombre de Salsa.

Ascendencia de Arsenio

Descendiente de los negros congoleses que llegaron a la isla para establecerse y echar raíces.
La importación de africanos estuvo íntimamente ligada con la extensión del monocultivo de la caña de azucar. En la extracción del oro blanco prevaleció la fuerza de los brazos negros, convirtiendo rápidamente a la región del Caribe en la mayor productora de azúcar para los europeos, destronando así la supremacía que desde la Edad Media habían sostenido las tierras fértiles de las costas valenciana y granadina. Con mano de obra tan barata en el Caribe los trabajadores radicados en esas regiones peninsulares no pudieron competir.

Ya en 1523, cuando el emperador Carlos I comprendió la importancia de esta industria, autorizó préstamos de la Corona a los colonizadores que se interesaran en montar ingenios. Queda también la anécdota de Felipe I cuando le presentaron en El Escorial un turrón de azúcar cubano y probando su dulzura exclamó lleno de gozo. Me habían informado que no había oro en Cuba : esto es oro.

En 1616, no había más de doce pequeños ingenios produciendo azúcar en toda la isla ; hacia 1862 se habían construido más de setenta fábricas. El negro quedaría atado para siempre a la caña, convirtiéndose en la sangre del cañaveral. Erigiendo ingenios azucareros cerca de los puntos de embarque y sembrando cafetos en las tierras altas, más allá de los inmensos cañaverales, los hacendados mantenían los costos bajos. Como ambas producciones eran estacionales, los amos se las arreglaron para que la cosecha del café tuviera lugar durante el tiempo muerto de la zafra azucarera para aprovechar plenamente la mano de obra negra en ambas plantaciones.

Un gran adelanto representó la máquina de vapor que aparece en 1797. En 1817, la firma inglesa Fawcett, Prestton & Co. Ltd. Inicia la verdadera mecanización del ingenio con los trapiches de hierro horizontal. El auge de los nuevos ingenios obligó a los más débiles a convertirse en alambiques, propiciando la producción de aguardiente y más tarde rones. En este sentido el brillante químico hispano José Luis Casaseca impulsó la actividad científica y agrícola en la isla, actuando además de maestro del criollo Alvaro Reynoso quien se convertiría muchos años después en el genio del azucar.

Los patrones blancos sabían que el aguardiente era espuela para picar el instinto de rebeldía e instituyeron la prohibición absoluta de que los esclavos bebiesen lo que los negros congos llamaron malafo o guandende y los herméticos ñañigos emboco ocoró, para los lucumiés que la plantaban, desmalojaban, cortaban o cargaban era iggeré o ereké mientras que los congos la llamaban madiadá o musenga según la zona del país. El aguardiente, la bebida preferida de los músicos cubanos, se le llama en la isla tomarse una caña, o un cañazo si el contenido de la botella es de nobleza, y una cañita si resulta de baja calidad. Pero la caña fue más que alcohol. Con el cocimiento de su raíz aprendieron los negros a curar sus males diuréticos y con el zumo de la caña, llamado guarapo, mezclado con naranja agria atacaban las terribles fiebres palúdicas.

La contribución del negro a la construcción de Cuba fue decisiva ; si para el tabaco se atrajo a la población canaria para la caña se siguió importando al negro. Las grandes poblaciones de negros se concentraron en los bateyes azucareros. El azucar fue siempre arraigo : los cañaverales son enormes plantaciones y el ingenio es una gran fábrica. Donde se siembran los cañaverales allí se quedan y duran por varios años, alrededor de una poderosa maquinaria fabril, permanente e inmobiliaria.

Puede comprenderse fácilmente la gran trascendencia social del tabaco y del azúcar en Cuba derivada de las diferentes condiciones de sus respectivos cultivos. El azúcar significó esclavitud masiva ; el tabaco representó libertad individual. En el tabaco la producción ha sido siempre más personal y su ardúo trabajo tuvo patriarcalismo y continuidad familiar. El azúcar por su parte fue industria anónima, labor multitudinaria de dotaciones de esclavos, arreados por los mayorales del capital.

El azúcar fue mulata desde su aparición en el Caribe pues en su producción fundiéronse siempre las energías de pocos blancos y muchos negros que desarrollaron un profundo odio hacia las labores de la zafra.
Otro fenómeno social de la industria azucarera fue el problema del absentismo de los propietarios, los cuales vivían la buena vida en la capital, dejando los cachimbos en manos de sus administradores y los látigos en manos de sus mayorales. Pero desde 1882 cuando un tal mister Atkins compró el ingenio Soledad, convirtiéndose en el primer yanki con propiedades en Cuba, el absentismo fue más permanente y por tanto, de más nociva trascendencia social para el pueblo de Cuba.

Desde más o menos 1850, el comercio con los Estados Unidos se intensifica, dejando resagada la metrópoli hispana. Mientras que España mantenía la hegemonía política la isla iba pasando a ser dependiente de los norteamericanos en el sentido económico, lo cual alentó las simpatías de que gozaba el partido anexionista entre la oligarquía criolla. Con el paso de los años, Cuba se va convirtiendo en el segundo mercado suministrador y el tercero comprador de los yankis con lo que el poderoso país asume definitivamente su condición geográfica natural de gigantesco mercado consumidor paro también adopta sus privilegios como metrópoli económica. No es casual que en 1851 el cónsul general de los yankis en La Habana escriba oficialmente que Cuba es realmente una dependencia económica de su país aun cuando políticamente siga gobernada por España. Desde entonces los aranceles gringos fueron más influyentes que las constituciones políticas cubanas.

¿No resulta obvio que el abandono definitivo de la trata negrera en la década de 1880 coincidiera con la introducción de la máquina de vapor que aumentó la capacidad de los ingenios azucareros, mientras que con la extensión de los ferrocarriles que servían las enormes plantaciones de caña se logró desarrollar la economía ? ¿No es irónico que a partir de estos cambios trascendentales comenzara a disminuir la supremacía de la población negra y se incrementara exageradamente la importación de españoles ?

La quema de caña durante las guerras independentistas fue una estratagema desesperada de los insurrectos para detener la economía de Cuba. Hacia el final, después del reinicio de la contienda en 1895, Cuba quedó arrasada, las plantaciones habían desaparecido casi por completo.
En esa última campaña a los oficiales del ejército cubano les fue muy difícil controlar la tendencia de la tropa a destruir los cultivos de caña e ingenios porque la quema había sido tradicionalmente la forma más visible de las rebeliones esclavas.

Güines : El amor de Arsenio

PNG - 3.8 ko
Güines

El municipio ocupa 445 km. cuadrados, y se asienta en una llanura fértil del sureste habanero, cruzada por la red fluvial de la abundante cuenca hidrográfica del Mayabeque.. Al norte limita con San José de las Lajas y Madruga, al sur con la costa del Golfo de Batabanó, al este con San Nicolás, y al oeste con Melena. Los principales núcleos urbanos son la Villa de Güines, Catalina, Amistad, Osvaldo Sánchez, El Cangre, Río Seco, Bizarrón, y Juan Borrell.

Tras la conquista y colonización, se establece la Villa de San Cristóbal de La Habana en un sitio relativamente cercano a la desembocadura del río Guinicagina ú Onicaginal, que es el Mayabeque, en 1514, siendo trasladada al norte en 1519. Felipe de Fondesviela, el Marqués de la Torre , dio fe de la importancia y valía de Güines, cuando en 1775 una misiva que eleva a S.M. Carlos III, reitera las aspiraciones de convertirse en Villa del vecindario. El Real Consejo de Indias estuvo conforme, y el Rey aprobó con su firma las gracias solicitadas, el 30 de septiembre de 1779 Güines se convierte en primer gran centro productor y exportador, ingresándole grandes capitales, en núcleo y cuna de la industria azucarera nacional, y llega a poseer 94 ingenios en toda su jurisdicción.

El proyecto original preconcebido que decide construir el Primer Ferrocarril de Iberoamérica, también denominado "El Camino de Hierro", fue el de ejecutarlo entre La Habana -Güines, obra que culminó totalmente con su inauguración el 19 de noviembre de 1838. Se inaugura la Comunidad de Regantes en 1884, reglamentada por un sistema similar al de Valencia, para controlar y distribuir las aguas. A raíz de la fundación en 1892 del Partido Revolucionario Cubano dirigido por José Julián Martí, el Apóstol de la Independencia y Héroe Nacional las ideas patrióticas e independentistas recobran nuevos bríos para recomenzar la guerra justa y necesaria con todos y para el bien de todos. Leandro Rodríguez Colina e Inocencia Valdés Fraga “La Niñita de Güines”, güineros que estaban en la emigración, además de la amistad que los unía a Martí, fueron de los fundadores de su Partido.

Güines aportó múltiples hijos a la contienda iniciada el 24 de Febrero de 1895. El 4 de marzo de 1897, Clemente Fernández inició el Doble Ataque a Güines por el sur de la Villa, y después llegó su jefe el Brigadier General Adolfo del Castillo por el norte. Este hecho tuvo gran relevancia debido a la alta concentración de efectivos de todas las armas enemigas ubicadas en el poblado, producto de la ubicación geográfica del mismo, y a su importancia económica. El 20 de mayo de 1902 con el inicio de la "República" neocolonial, mediatizada y dependiente, se convertía Cuba en semicolonia yanqui, cercenada por la imposición de la "Enmienda Platt". En Güines asumía el sitial alcaldicio Leandro Rodríguez, de honrada y patriótica administración, que se le enfrentó al entreguista presidente Tomás Estrada Palma. El 10 de marzo del 1952 se produce el golpe de estado de Batista ; rápidamente los estudiantes más revolucionarios de la Universidad, a través de la FEU , entre los cuales estaban Rafael García Barcenas, Raúl Gómez García y Francisco Valdés Ginebra.

La vanguardia de jóvenes y trabajadores de diversas organizaciones, comienzan a aglutinarse alrededor de 1956, conformándose la primera célula del movimiento, dirigida por el Ing. Francisco Valdés Ginebra. El 11 de febrero de 1958 es asesinada la joven Aleida Fernández Chardiet, y su sepelio coincidió con el cierre de los establecimientos y una manifestación masiva de pueblo ; el l9 de marzo aparece baleado el cuerpo de Juan Borrell, junto a los de Sergio González y Bernardino García Santos "Motica", en el reparto Altahabana ; al producirse la huelga del 9 de abril, fueron ultimados en la finca "Anacahuita" 4 revolucionarios : Humberto Almeida, Restituto Alonso, Venancio Núñez y Daniel Pérez. y Pedrín Troya. Al producirse la caída de la tiranía el 1ro de enero de 1959, todo Güines se lanza a las calles apoyando la huelga general nacional. El 8 Fidel pasa por la carretera central y hace un alto frente al cuartel de Catalina de Güines.

El 24 de febrero de 1963 se creó en Güines el Comité Municipal del Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba. Al crearse las Regiones como eslabón organizador administrativo, el Mayabeque, lidereado por Güines, también estaba conformado por Melena con Guara, se le incluía Catalina con Osvaldo Sánchez, Madruga, San Nicolás, y Nueva Paz con Palos. En 1965 se constituye el Partido Comunista de Cuba ; y en 1969 Fidel inaugura la nueva comunidad de El Cangre. Fue suprimido el eslabón regional acorde con la nueva división político-administrativa de 1975, aprobada por el I Congreso del PCC. A Güines se le reintegra Catalina, Osvaldo Sánchez, y algunas zonas rurales de San José y San Nicolás. El pueblo de Güines ha seguido el rumbo de su Revolución y defiende las conquistas de más de cuatro décadas. Muchos de los hijos de este pueblo cumplieron o cumplen misiones internacionalistas y hoy todos son uno en la presente batalla de ideas [1].

 !A GÜINES !
 
Es San Julián de Los Güines
un pueblo de grandes cosas
donde hay lindas mariposas
y trinan los tomeguines.
Aquí tenemos dos cines
y un campo que es muy fecundo
un río que no es segundo de nadie por su belleza
y además es la riqueza
más grande que hay en el mundo.

Arsenio Rodríguez, El Innovador del Son

JPEG - 5.5 ko
Arsenio Rodríguez
Arsenio Rodríguez en sus años mozos. Foto cedida por Rafael Lam, La Habana, Cuba

Arsenio Rodríguez como comúnmente le conocemos en el mundo artístico y cuyo nombre verdadero era Ignacio Arsenio Travieso Scull, nació en Güira de Macurijes el 30 de agosto de 1911. Vino a vivir a Güines a la edad de 5 años y aquí fue inscrito y bautizado. Sus padres : Bonifacio Travieso, veterano de la Guerra de Independencia y de oficio aguador, también trabajaba en el campo. Su madre Dorotea Scull, ama de casa, quienes tuvieron 6 hijos, una hembra y cinco varones ; Arsenio fue el tercero de esa descendencia. Fueron sus hijos :

  • Julio Travieso Scull
  • Rafael Travieso Scull
  • Ignacio Arsenio Travieso Scull
  • Raúl César Travieso Scull
  • Estela Travieso Scull
  • Israel Moisés Enrique Travieso Scull

Se dice que a la edad de 6 años sufrió un duro golpe en la cabeza a consecuencia de una patada recibida por un caballo que en ese momento estaba a cargo de su padre para colocarle unas herraduras y fue lo que le produjo la pérdida de la visión. También se comenta que fue un golpe que recibió al estar jugando en las calles de Güines, y en un momento al salir corriendo se golpeo con la parte trasera de un carro tanque que repartía agua en el pueblo, el golpe fue tan fuerte que se le desprendió la retina y por descuido de sus padres quedó ciego.

Según Jesús Blanco, Arsenio quedó ciego debido a una enfermedad congénita que en la medida en que pasaban los años fue progresando y cuando éste quiso buscar remedio a su mal, ya era muy tarde, y no se pudo hacer nada ; igual suerte corrió su hermana Estela que también sufrió las inclemencias de un mundo casi en tinieblas, ya que por el año 1958 se vio obligada a retirarse del mundo del canto porque su ceguera le progreso tanto que casi no veía.

Arsenio tenía un tío, llamado Catalino Scull (padre del vocalista René Scull), más conocido por Güingo que era muy simpático, tanto es así que se ponía un traje con todas las de la ley y salía para la calle sin zapatos. Este tío hizo una conga con un grupo de muchachos en el cual Arsenio tocaba la tumbadora (que su hermano Julio le enseñó a tocar) y en períodos electorales se presentaba en los mítines con su conga. Este genial compositor y músico fue autodidacta pues no pudo aprender a leer y escribir ni mucho menos una escuela musical. Lo primero que aprendió a tocar fue marímbula, pero el siempre quería tocar la guitarra y su hermano mayor le hizo una con tablas de una caja y por cuerdas unos finos alambres ; así fue que a duras penas adivinó sus primeros acordes. Cuando hacía algo se lo llevaba al carpintero Víctor Feliciano Cárdenas que fue alumno de la Escuela Municipal de Música en Güines quien le enseñaría más tarde a tocar la guitarra y más que eso, fue el que le puso en sus manos el primer Tres que tuvo Arsenio en su prolifera vida musical. Siempre estaba en la búsqueda de quien pudiera contarle y leerle pasajes y anécdotas de la historia de Cuba de ahí que tenga una composición musical dedicada a los patriotas cubanos de las primeras gestas independentistas. Tiene composiciones dedicadas a Camagüey y Matanzas. Cuando supo que en Cárdenas se izó por primera vez la bandera cubana le compuso una canción a esa ciudad que en uno de sus fragmentos refiere :

"Cárdenas, como es que
nadie te ha cantado,
siendo tú una heroica ciudad
qué linda debió haber sido
aquella mañana
oyendo escapar de los labios,
el grito del alma,
ya tenemos bandera
ya podemos gritar
que muy pronto
tendremos nuestra libertad".

Arsenio Rodríguez en Güines no tuvo prácticamente vida artística. Con el único grupo güinero que tocó fue con el de Dionisio Martínez llamado "Septeto Partagás" y fue por muy poco tiempo, alrededor de un año.

Desde muy joven a la edad de 17 años aproximadamente se traslada con su familia a vivir para La Habana y en los finales de la década del 30 creó el Septeto Boston. Cuenta su prima Dalia que por esta época tuvo una novia que amó mucho ; pero su familia se opuso a esa relación por ser ciego y músico y le hicieron jurar que no se acercaría más a él. En esa ocasión de definitiva separación le dedicó un bolero y cuando ella murió compuso otro que se llamó "Te vas como la esperanza". Unos años más tarde, exactamente en 1940, tiene la feliz idea de crear un grupo de son, rompiendo los moldes tradicionales y establecidos para este género, incorporándole dos trompetas, un piano, un contrabajo, una guitarra, un tres y la percusión integrada por las claves, maracas, bongóes y le introdujo una tumbadora y que denominó conjunto orquestal "Todos Estrellas de Arsenio Rodríguez". Así fue que surgieron los conjuntos en Cuba cuyo pionero y creador fuera este destacado músico cubano y güinero.

Muchos estudiosos han acentuado que, antes del trabajo realizado por Arsenio Rodríguez, el formato estándar para interpretar el son en las primeras décadas del siglo XX consistía en la armonización derivada de la combinación del sonido de una trompeta, guitarra, tres, bongó, bajo, maracas, clave y voz, reflejado en las grabaciones de grupos en formato de sextetos y septetos, tales como el Habanero, el Nacional, el Matamoros, la Sonora Matancera y otros. El ya reconocido formato de septeto donde descollaron grupos de la calidad del Habanero, el Boloña, Nacional de Piñeiro, el Matamoros y otros que dejaron su imborrable huella en las grabaciones musicales de hermosos sones, permitieron que muchos músicos se adueñaran del soneo y así pudieran crear sus propias agrupaciones. Una tendencia que, según se apunta, fue variando a principios de la década de 1930, con la aceptación de las agrupaciones en formato de charanga y jazz band del sabroso y cadencioso son.

Es, precisamente, gracias al ingenio creativo de Arsenio Rodríguez que el viejo son cubano retomó sus raíces y expandió su sonoridad tras innovar su métrica en la de un conjunto, con una nueva y más agresiva instrumentación que también incidió en su forma bailable. Además las letras de los sones compuestos por Arsenio dieron al traste con los grupos que dominaban la década de los 40, fue el grupo de Arsenio el que asimiló la forma en que el público bailaba y se apoderaba de los sitios de rompe y rasga, por ello fue llamado uno de los tres grandes al lado de Ñico Arcaño y la orquesta Melodías del 40.

Arsenio fue de los primeros directores que introdujo el piano en los conjuntos, aunque ya lo había hecho Feliciano García y María Teresa Ovando en 1925 con su sexteto Gloria Cubana conformado por :

  • Hilario Machado, en el tres y voz prima
  • Augusto Lamar, guitarra y voz tercera
  • Ramón Verona, contrabajo
  • Inocente Betancourt, bongó
  • María Teresa Ovando, piano
  • Feliciano García, voz y director

En 1928, se incorpora al grupo el trompetista Alfredo García, dándole más sonoridad y prestigio al grupo que de por si ya tenia un sitial bien ganado en el sendero sonero de la capital cubana, también el Trío Matamoros, convertido a septeto lo había hecho cuando invitó a grabar a Armando Beltrán [...] Para no chocar con el tres de Arsenio, el piano hacía el ritmo básico y el tres iba por arriba y hacía lo mismo con la mano derecha, aunque adornaba y acentuaba con el sentido de la clave que tenía... porque Arsenio se doblaba y tocaba muy rápido, acompañado por una excelente sección rítmica donde estaban Antolín Suárez en el bongó y Félix Alfonso en la tumbadora.

Fiel a la clave

JPEG - 7.3 ko
Arsenio Rodríguez y su tres
Arsenio Rodríguez acompañado con su tres. Foto tomada del CD tumbao : TCD - 022

Al respetado "Ciego Maravilloso" se le atribuye haber renovado las formas interpretativas del viejo son cubano, avivando sus melodías con un cadencioso montuno con mucha clave en el que, además de los solos de tres, piano, trompeta y tumbadora, el cantante se alzaba en rítmicas improvisaciones acompañadas de un coro, esta parte del son la aprendió Rodríguez del cantante Miguel Zaballa, excelente voz para el canto sonero que para entonces ya había grabado con Floro varias decenas de canciones y boleros en discos Columbia con rotundo éxito de venta en varios países de América, organizó el Sexteto Candado o Sexteto Zaballa, siendo este último su nombre más popular. Este sexteto se convirtió en poco tiempo en la escuela para los nuevos soneros que surgieron en venideras épocas ; por alli pasaron los jóvenes cantantes Antonio Abad Lugo Machín, Francisco Riser Alonso Panchito y como ya lo mencionamos Arsenio Rodríguez quien aprendió con el maestro Zaballa a poner los cantantes a cantar en tonalidades altas cuando estuvo militando en su grupo. Una acción que se le ha denominado como el arte de sonear y que también se experimentó con fuerza en los trabajos musicales coetáneos que se desarrollaban en Puerto Rico y que para mediados de la década de los 60, el movimiento salsero calcara sin innovar en nada, por lo menos en sus inicios.

El fundamento de la música de Arsenio es la clave. Este instrumento, se usa para darle inspiración, no tan sólo al ritmo musical, sino también a los bailadores. Su agresiva acentuación dentro de la clave dejó a los amantes de música pidiendo más. El estilo de Arsenio creó un cambio en la música bailable cubana y, consecutivamente, en toda la música bailable latina de Nueva York y el Caribe

manifestaron los músicos René López, Andy Kaufman y Andy González, en un breve escrito biográfico sobre el ciego maravilloso publicado en 1974.

Con toda la influencia sonera que se vivía en el momento por toda la isla, además de la cantidad de grupos en formato de sexteto que proliferaron gracias a la creación y éxito de el más famoso de todos los grupos soneros de los años veinte, el reconocido Sexteto Habanero que marcó la pauta para el desarrollo del son en la capital cubana y sus alrededores ; esta fiebre sonera fue cultivando adeptos y ello permitió que cada día se crearan más grupos y el son siguiera en su proceso de expansión por todas las provincias de la isla.

Fue este ambiente el que permitió que el Son fuese asimilado por diferentes formatos musicales de la época tales como los dúos, trios, estudiantinas, sextetos y demás que se encontraban en su fase embrionaria (septetos, conjuntos, combos....etc.), la asimilación del son por estos formatos y la rápida expansión por todo el territorio cubano permitió que el son se introdujera en la trova, la guaracha, el danzón y otros aire del momento. Las agrupaciones cubanas tomaron a partir de 1920, diferentes formas o líneas de trabajo, siendo las más significativas, además de los sextetos y septetos, las orquestas en formato de charangas, los conjuntos y las jazz band.

Es esta mezcla la que me permite hacer la siguiente clasificación de acuerdo con los grupos más sobresalientes de los años veinte y treinta.

Dichos grupos con su forma de hacer sonar el caliente y sabroso Son fueron :

Las orquestas charangas : compuestas en su mayoría por piano, contrabajo, timbal, güiro, violines, flauta y un cantante.

Los conjuntos : formados por dos, tres o cuatro trompetas, bongoes, piano, contrabajo, tumbadora y tres cantantes, que a su vez eran los encargados de tocar maracas, clave y guitarra rallada.

Las jazz band : las constituían una línea de saxofones, tres trompetas, trombón, drums, piano, contrabajo, tumbador y un cantante más, aunque no hay reglas sin excepción y hubo sus variantes.

Como la aceptación y simpatía del público es un factor determinante en la vigencia y durabilidad de una agrupación, lógicamente algunas fueron más populares que otras. Las charangas más populares fueron, entre otras : Antonio María Romeu en 1910, Neno González en 1926, Orquesta Gris en 1930, Belisario López en 1928, Antonio Arcaño en 1937 y Aragón en 1939.

Se destacaron como jazz band : Hermanos Avilés en 1928, Hermanos Castro en 1929, Orquesta Casino de la Playa en 1937 y Riverside en 1938, entre otras.

Quizás fue este el ambiente del que se nutrio Arsenio para darle un giro al formato grupal con que se tocaba el Son en esos años ; tal vez fue la cercania que el Ciego Maravilloso tenía con la orquesta Casino de la Playa por intermedio de Miguel Eugenio Lazaro Zacarías Izquierdo Valdés y Hernández conocido artísticamente como Miguelito valdés lo que diera la idea inicial al tresero Rodríguez para introducir otros instrumentos que a pesar de que ya habían estado en los grupos del momento no habían tomado el lugar que les diera el aval para innovar el son ; también pudo haber influido el pueblo que con el advenimiento de las jazz-band en el son, exigían a los grupos soneros mayor sonido, fue Arsenio el artifíce de este cambio, su visión y las constantes charlas que sostenía con su amigo Arcaño le permitieron la entrada definitiva a la tumbadora en el Son.


[1] Radio Güines CMBU. Cuba (página de Internet)